Proyecto de Terminal Marítima de Pasajeros en Tanger-Med, Marruecos

Arquitectura, ideas y objetivos

Una terminal de pasajeros es un proyecto complejo dentro de la arquitectura, ya que combina por un lado el propio edificio de la terminal (que desempeña diversas funciones) y por otro el tráfico de vehículo y su embarque en la costa. Lo que se pretende con la propuesta es que no sean dos cosas separadas y aparte, sino que formen un conjunto y se relaciones, que estén integrados y relacionados entre sí, pero permitiendo ante todo un uso eficaz y funcional del transporte de personas y vehículos.
Se debe de prestar atención para la elaboración del proyecto de la complejidad infraestructural, tanto de viario como de instalaciones. Esta red debe de funcional de una manera sencilla y eficiente, por eso se optan por formas sencillas, rectilíneas, que nos da un edificio formado por volúmenes prismáticos, paralelipídos, de alta calidad funcional. Por tanto, en este edificio y el entorno prima la funcionalidad y eficiencia, así como la racionalidad y uso correcto de materiales y técnicas, los cuales son industriales y prefabricados para abaratar costes, tener una rápida y fácil construcción y una mayor durabilidad y resistencia.

Los objetivos o puntos claves para el proyecto se detallan a continuación:

  1. Organización horizontal: Uso predominante de rampas, mecánicas o no, ya que los pasajeros llevan maletas y las escaleras y ascensores dificultan los desplazamientos.
  2. Accesos diferenciados: En la terminal hay tanto vehículos que embarcan como otros que no embarcan (y simplemente dejan a los pasajeros que embarcan a pie, son pasajeros que viajan sin vehículo). El edificio actúa como centro neurálgico, alrededor del cuál se producen los distintos tránsitos. Se establecen 3 accesos: pasajeros que llegan en vehículo propio y que no embarcan con el mismo, pasajeros que llegan en transporte público y pasajeros que embarcan con vehículo.
  3. Separación de flujos: El flujo peatonal y automovilístico no se cruzan al mismo nivel para reducir accidentes y dificultades de desplazamientos. Por otra parte, se separan también los flujo de salidas y llegadas que se encuentran con otras piezas que recogen los servicios comunes como vestíbulos, zonas de espera..
  4. Anillo distribuidor: Ante la complejidad de las calles con dos sentidos (salidas y llegadas), y el riesgo que supone los sentidos enfrentados en el tráficos, se realiza un anillo de un único sentido que distribuya a los vehículos a las diferentes zonas y embarques de la terminar.
  5. Reducción de recorridos, funcionalidad, ortogonalidad: La terminal surge como unos volúmen ortogonales enfrentados, que reducen las distancias y recorridos en un termino medio. Además, la terminal se sitúa paralela a la costa y en un punto intermedio entre el borde de costa y la vía del tren (situada a un nivel superior).
  6. Creación de zonas de aparcamiento y espera: Necesarias en cada una de las fases del embarque, de manera contínua. Se sitúan varias zonas, una previa a embarque, otra de recogida de pasajeros, otra de aduanas y otra de salida y llegada.
  7. Dualidad de fachadas: Ya que nos encontramos con dos orientación distintas y contrapuestas, el edificio pretende ser lo más efectivo bioclimáticamente (para reducir el uso de sistemas de climatización activos al mínimo. En los lados predominantes Oeste y Este (en la que predomina una radiación solar más horizontal), se sitúa una fachadas ventilada, serigrafiada y de doble piel, casi opaca pero que permita la entrada de iluminación, con células fotovoltaicas que transformen la radiación solar en energía eléctrica. En los lados predominantes Norte y Sur, la fachada está formad por una celosía estructural de vigas de acero que dejan unos huecos entre las mismas. Esta forma protege de la radiación directa que en este caso es predominantemente vertical y permite relaciones visuales con el mar y el paisaje.
  8. Dualidad de estructuras: Al haber dos aspectos distintos del edificio según la orientación, buscando la eficiencia energética y conceptual, también el sistema estructural varía. En la fachada paralela al frente marítimo, la estructura de viga en celosía se sitúa en el exterior mientras que en la perpendicular a esta, la estructura de pórticos de acero se sitúa en el interior, dejando una fachada exterior continua de vidrios serigrafiados.
  9. Uso de materiales prefabricados e industriales: Para un rápido montaje y abaratar costes, además de para reforzar el carácter tecnológico, racional y moderno del edificio, se usa principalmente vigas y pilares de acero y vidrios con carpinterías de aluminio.
  10. Protección solar y eficiencia bioclimática: Para el diseño de la terminal se tiene en cuenta el clima, caluroso y húmedo, pero no extremo. Se requieren espacios que estén protegidos de la radiación solar y ventilados, con inercia en los muros y que se mantenga la temperatura durante el día. Se requiere un edificio cuyo interior reciba poca radiación solar directa y que esté sombreado. Las fachadas permiten captar radiación solar en los meses de primavera, otoño e invierno y que en verano los huecos estén sombreados y que durante la noche se ventile.

Programa, usos, organización funcional

Las prioridades en el proyecto han sido las de elaborar unas formas sencillas, ortogonales para los espacios que hagan posible los transitos de una manera eficaz, ya que la terminal alberga alrededor de 19.000 personas al día. Los volúmenes son prismáticos, unas discurren paralelas a la costa, contienen servicios de aduana, controles... y otros volumen discurren perpendiculares a los anteriormente mencionados. Estos contienen zonas de servicio, espera, vestíbulos... Además atan diferentes espacios, y es en los encuentros perpendiculares entre volúmenes donde se hallan los cambios de nivel, núcleos de comunicación, rampas, ascensores, puntos de información... Así las conexiones y tránsitos funcionan de una manera sencilla y eficaz ya que tenemos flujos rectilíneos que en determinados puntos se ramifican o se unen.
En cuanto al programa de la terminal, se divide en dos apartados, uno exterior, de paisaje, de tránsito de vehículo, urbano; y otro sería de interior, de arquitectura y construcción, del edificio de la terminal, para pasajeros a pie, personal de la terminal y servicios. A nivel exterior, para embarcar con vehículo en el ferry, son necesarios en el programa que la terminal contenga: accesos diferenciados (uno para recogida de pasajeros y aparcamiento sin embarque, otro de transporte públicode bus, taxis y trenes y otro para vehículos que embarcan), controles de aduanas (con control de billetes y pasaportes, zona de inspección de maletas y oficinas y despachos), aparcamientos para el personal de la terminal, aparcamiento de retención e inspección de vehículos, aparcamientos de espera (por si el ferry no se encuentra todavía atracado en la terminal, un lugar donde estacionar el coche y esperar en el edificio de la terminal) y aparcamientos de embarque (donde se sitúan los coches unos detrás de otros, en fila, para que cuando se termine de descargar los vehículos que contiene el ferry, vayan embarcando los vehículos unos detras de otro, empezando por los más pesados y siguiendo instrucciones del personal de la terminal). Además hay una banda de seguridad en la línea de costa en la que el tránsito esta prohibido sin autorización y mide unos 7,5 metros y luego otra zona de maniobras adyacente de unos 20 metros.
A nivel interior, del propio edificio de la terminal el programa tiene los accesos por el extremo oeste y la salida a embarque por el extremo este (los tránsitos se realizan "de izquierda a derecha"). El edificio se organiza en tres partes: 1) Accesos y vestíbulos; 2) Aduanas y controles y 3) Espera y embarque. Para el acceso a pie, se puede realizar a nivel superior, a cota 20 metros sobre el nivel del mar, que conecta con la estación de trenes, sita en una cota 23,20 metros sobre el nivel del mar, a una cota superior a la terminal. También existe a nivel inferior a este dos accesos, uno para recogida de pasajeros y otro para la estación de autobuses y taxis (exteriores a la terminal, espacios cubiertos pero sin estar cerrados), en la cota 15 metros sobre el nivel del mar. Estos distintos accesos a distintos niveles desembocan en un vestíbulo distribuidos, que contiene diversos servicios al pasajero, y que conecta con las aduanas de salidas y llegadas. Este espacio quiere ser de bienvenida y tiene una doble altura de al menos 5,5 metros libre. Adyacente a este espacio se sitúan las aduanas, que son como un tren, pasa por diversas "estaciones". Estas serían los diversos controles antes del embarque, o desembarque, y se dividen en espera, control de rayos-x, inspección de maletas y control de pasaportes y billetes de embarque. Estas aduanas desembocan a un nivel inferior con un espacio de espera a cota 12,5 metros sobre el nivel del mar, que contienes servicios de restauración y tiendas, zona de espera y un patio interior ajardinado que actúa como un "oasis" dentro de la terminal, donde poder descansar al aire libre antes del embarque, en un sitio sombreado, resguardado del tránsito de la terminal y de los ruidos. Luego este espacio conecta con pasarelas peatonales de embarque cubiertas que conectan con las dársenas 1, 2, 3 y 4 y se sitúan en la cota 12 metros sobre el nivel del mar. Si se embarca a pie en las dársenas 5, 6, 7, 8 y 9, hay una pequeña estación de autobuses de línea que conectan el edificio de la terminal con estas dársenas más alejadas. Además a nivel superior se sitúa un volumen a cota 26 metros sobre el nivel del mar, que contiene los espacios destinados a gestión, administración, asistencia... como policía y sanidad marítima, control portuario...

Organización espacial, formas y volúmenes

Al exterior, en la fachada, la terminal está compuesta por grandes volúmenes prismáticos que se elevan de la cota de suelo de la plataforma para permitir que los vehículo discurran por debajo de la terminal, para que los espacios interiores y exteriores, así como los flujos, no tengan interrupciones y sean continuos. Estos volúmenes tienen fachadas distintas según la orientación, para que el edificio sea eficiente bioclimáticamente y para resguardarse de las vistas del tráfico de la terminal, del ruido y del sol del atardecer;  o para abrirse a las vistas que ofrece el paisaje del Mediterráneo o de la cordillera del Atlas. Estos volúmenes dejan al interior, entre ellos, una serie de patios, que permiten que todos los espacios interiores tengan iluminación natural y estén ventilados. También se convierten en nodos e hitos de la terminal, en cruces de caminos, tanto los espacios de encuentro de los volúmenes como los patios que dejan los volúmenes del edificio de la terminal.
Este juego de volúmenes tiene su reflejo al interior. Los espacios interiores son continuos y tienen una altura libre de entre 3,90 metros y 5,80 metros, que refuerzan el carácter de terminal del edificio, ya que para un edificio de estas características se requieren espacios en doble altura. Para espacios interiores de oficinas, servicios, tiendas... la altura es menor para crear un espacio más acogedor y está comprendida entre 2,60 metros y 3,20 metros, según el uso y adaptable mediante el suelo y techo técnico. Este suelo y techo técnico sirve para regular al altura y la escala de los diversos espacios de la terminal (un espacio de oficinas no tiene la misma dimensión que un vestíbulo), ya que al exterior la terminal tiene un aspecto continuo. Además sirve para ocultar todas las instalaciones y redes, como la eléctrica, telefónica, climatización, de agua... pero también sirve para ofrecer un espacio abierto, versátil y funcional, ya que en cualquier momento se puede desmontar y establecer una toma a estas redes sin necesidad de grandes obras. La solución de suelo y techo técnico es adecuada para un edificio de estas características, ya que tiene un mantenimiento muy bajo es funcional y si se producen averías en las instalaciones, son fácilmente reparables. La terminal es un edificio versátil, adaptable ante nuevas necesidad y ampliable si el tráfico marítimo aumenta. Es ampliable debido a su carácter modular permitiendo la continuación de la construcción de nuevos volúmenes en continuidad con los ya existentes.