Auditorías Energéticas


¿Qué es una auditoría energética?

Una Auditoría Energética es un proceso que sirve para obtener un conocimiento del consumo energético del edificio, se detectan los factores que afectan al consumo de la energía y se identifican, evalúan y ordenan las distintas oportunidades de ahorro, en función de su rentabilidad.


¿Es obligatorio realizar la auditoría energética?

Según la transposición de la normativa 2012/27/UE a la normativa nacional como Real Decreto, cuya publicación es inminente, sólo obliga a tosas las empresas no PYME (de cierta envergadura financiera) a someterse a una Auditoría Energética antes de 5 de diciembre de 2015.


El precio de la electricidad ha subido más de un 40% desde 2005, y sólo en 2014 ha subido mád de un 14%


Objetivos de la Auditoría Energética

  1. Inventariar los principales equipos e instalaciones existentes.
  2. Conocer la situación energética actual, así como el funcionamiento y eficiencia de los equipos e instalaciones.
  3. Realizar mediciones y registros de los principales parámetros eléctricos, térmicos y de confort.
  4. Analizar las posibilidades de optimización del suministro de combustibles, energía eléctrica y consumo de agua.
  5. Proponer mejoras y realizar su evaluación técnica y económica.
  6. Analizar la posibilidad de instalar energías renovables.

¿Qué se analiza?

  • Histórico de suministros energéticos (Gas natural, electricidad...).
  • Histórico de consumos energéticos (kW/h).
    Tendencias y proyecciones (Costes, fuentes).
  • Eficiencia energética y pérdidas (Pérdidas de calor, rendimientos, riesgos, costes).
  • Impacto ambiental (Gases de efecto invernadero, CO2, desarrollo sostenible).
  • Tecnologías disponibles (Generadores, acristalamientos, aislamientos).
  • Reducción de costes (Contratos de suministro, periodos de amortización).

¿Cómo se consigue ahorrar?

  1. Reducción de la demanda (sustitución de ventanas, mayor aislamiento).
  2. Elevación del rendimiento (sustitución de calderas por otras más eficientes).
  3. Combinación de ambas.

Fases de la Auditoría Energética

Recogida de información disponible.
Identificación de centro consumidores de energía.
Inspección personal in situ.

Elaboración “Check List”.
Medición de parámetros seleccionados.

Inventario de la información recogida.
Cálculos de consumos.

Proponer y cuantificar mejoras.
Estudio de viabilidad.


Propuesta de plan de acción.

Con la Auditoría energética se pueden conseguir ahorros de hasta un 30% en muchos casos


Metodología

Para conseguir un ahorro energético, se debe de basar en:

  • Reducir el consumo.
  • Implantación de mejoras tecnológicas económicamente viables.
  • Aumento de la eficiencia y/o rendimiento, optimizar sistemas.
  • Diversificar la forma de energía consumida hacia formas más baratas y limpias, uso de energías renovables.
  • Reducir el coste asociado al consumo.

Alcance de la Auditoría Energética

DIAGNÓSTICO ENERGÉTICO

Análisis del estado general de las instalaciones mediante inspección y revisión de facturas.

Obtención de un informe del estado de las instalaciones.
Propuesta de MAEs (Medidas de Ahorro Energético).


AUDITORÍA ENERGÉTICA

Análisis más profundos de las instalaciones.
Mediciones realizadas con instrumentación.
Estimaciones económicas de ahorro, inversión y retorno.


AUDITORIA ENERGÉTICA ESE

Estudio completo de los centro consumidores de energía.
Inventario completo de todos los sistemas y equipos.
Simulación energética del edificio.
Cálculos detallados de ahorro de energía y costes económicos.


Solicite ya su presupuesto

Puede solicitar más información y su presupuesto sin compromiso rellenando el formulario de contacto o contactándonos a través de:

tlfno: 607 762 405

email: info@js-arquitectura.es


Adjunte si lo desea y con total confidencialidad la últimas facturas del último año y una planta del edificio para un presupuesto más preciso.