Análisis estadísticos del territorio español

A nivel nacional, se realiza un estudio de las poblaciones de España, como base de futuros proyectos infrastructurales y dotacionales, de redes, económicos o sociales al nivel de una gran escala. Pretende ser la base, no la respuesta o la solución, es un mecanismo que sirve para otros fines. Es, por tanto, un análisis puramente estadístico, económico y social, a nivel nacional, utilizando los mapas y escalas de colores que permiten una mejor comprensión de los datos, y una extrapolación de las tablas numéricas estadísticas.

1. Análisis de municipios (2005): La población en España, en general, está asentada en su mayoría en pequeños municipios, muy dispersos a lo largo del territorio. La mayor parte de la población se sitúa en la costa y el litoral, a excepción del centro con Madrid. Cabría destacar la importancia de los ríos en los asentamientos poblaciones como los del Ebro y del Guadalquivir, la contraposición del norte de pequeños municipios tanto en extensión (Ha) como en habitantes con la del sur (municipios más extensos en superificie y en población). Por último cabría destacar la importancia de las redes y de las infrastructuras para el aumento de la población de municipios, ejemplo ello son la red de autopistas radiales nacionales, de la A-1 a la A-6, que provocan un crecimiento poblacional en los municipios de las cercanías.

2. Relación de dependencia y tasa de actividad y paro (2003 y 2005): Están opuestamente relacionados la tasa de actividad con la de paro. Donde más paro hay, suele ser donde menos actividad hay, son zonas donde es más complicado conseguir un trabajo y hay mucha inactividad e incluso pobreza. El paro y la inactividad se sitúan en el sur peninsular, destacando autonomías como Andalucía, Extremadura, Este de Galicia, y las dos Castillas, siendo bastante importante la variación de la tasa de paro según la provincia oscilando desde un 5% de Navarra  hasta un 24% de Cádiz.
Por otro lado, la tasa de dependencia oscila desde un 36% en la costa peninsular a un 62% en la meseta peninsular, que refleja la relación entre población activa, que trabaja, y población que no trabaja, como niños, discapacitados y ancianos.

3. Esperanza de vida (1996-2005): Destaca por un lado el incremento de la esperanza de vida por un lado tanto en el norte peninsular como en las grandes provincias, destacando País Vasco y Baleares, propiciado por aspectos tales como una mejor calidad de vida, mejores accesos a la sanidad... Por otro lado está la longevidad de la población, siendo más alta en Castilla y León y en la meseta norte, sin embargo no quiere decir que la esperanza de vida es mucho más alta que en otros lados, hay que tener en cuenta la edad media de la población en esta zona, con tasas muy altas de jubilados, provocada por emigraciones de jóvenes a las grandes ciudades, que provoca que muchos de los fallecidos sean personas de alta edad. Por otra parte, hay que mencionar que no existen grandes contrastes de la esperanza de vida, abarcando el espectro de la media desde los 78 años a los 82 años.

4. Economía (2003): Se realizan dos mapas analíticos para analizar la economía, aunque considero que requiere un análisis mucho más complejo que el dado, permiten un acercamiento a la realidad. Por un lado, se estudia el PIB (Producto Interior Bruto) por provincias, siendo más altos en grandes capitales como Madrid, Barcelona y Valencia, siendo en estas 10 veces mayor que en la mayor parte del territorio español. Por otro lado, los mejores sueldos del territorio nacional se sitúan en la mitad norte peninsular, más altos cuanto más cerca del Pais Vasco y de Cataluña, siendo dos focos. Cabe destacar situaciones como la de Burgos y su entorno, que a pesar de tener un PIB medio-bajo, tienen las tasas más altas de sueldo medio.